Deja un comentario

El huerto en casa

Una cocina amplia y luminosa. Es de día y el sol entra hasta la encimera donde ella está cortando verduras. Ahora toca la cebolleta. En láminas finas y lo más alargadas posible. Es la técnica de su padre, absorbida tras años de observación. La sopa estará lista en diez minutos, grita. Hay marisco pero su marido no lo soporta. Ya puede visualizar cómo chupará las cabezas de las cigalas para provocarle asco mientras él se toma la “sopita”, como él la llama. Tienen la suerte de poder plantar hierbas, champiñones y otras hortalizas en el jardín. Decide salir afuera a por ingredientes enriquecedores para la sopa. Su padre decía que el eneldo llega hasta lo más profundo de tu nariz, es muy potente para sopas, no lo limites al pescado, se merece más que caer sobre un bicho tan horrible, se merece por lo menos ser coronel de tu ejército de sabores. Una zanahoria y estos champiñones, bueno no, estos de aquí. De vuelta a la cocina, se enfunda unos guantes para cortar el resto de ingredientes: su piel es muy sensible a veces. Al agua hirviendo con las verduras incorpora el resto y algunos fideos para darle cuerpo.

Como vaticinaba, chupar las cabezas de las cigalas estaba asqueando a su marido, a juzgar por los gestos de su cara. Ella sonreía. Pensaba en lo que había leído en su teléfono una semana atrás y en la notita encontrada en sus pantalones. Sin embargo sonreía mientras a él le repugnaba verla comer. Disfrutaba de su sufrimiento, hasta cuando se llevó la mano al estómago y empezó a toser y retorcerse sobre la silla. Ella seguía chupando las cabezas haciendo ese ruido horrible de sorbo interminable. No le quitaba la mirada de encima, clavada en sus ojos, mientras él se caía de la silla poco a poco y pronunciaba palabras de ayuda. Ella le dejó claro que no lo iba a socorrer. Ante la mirada atónita del marido, vio que este acababa de comprender que ese era el momento de su muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: