3 comentarios

Mata la codicia

La Fortuna le sonrió. De un día para otro se hizo inmensamente rico y mandó construir una casa con mil armarios y cofres, para albergar sus riquezas.

Una vez estuvieron llenos, la estructura no pudo aguantar tal peso.

 Los Dioses derriban casas al pedírselo sus dueños.

Por: El Exiliado del Mitreo

Relato para la Ronda 3 del IIº Concurso de microjustas literarias de OcioZero – Tema: La casa de los mil armarios.

Anuncios

Acerca de Exiliado del Mitreo

Hago muchas cosas, pero principalmente me gusta pensar que soy un tipo que a veces escribe...

3 comentarios el “Mata la codicia

  1. Los dioses, con la inestimable ayuda de un arquitecto que ahorra en la estructura de la casa del hombre más rico que le ha pedido presupuesto.

    • Tenía que venir el listo a joder la fábula, jajajaja.

      A ver, plantéalo así; el tío es codicioso, muy codicioso, codicioso hasta el punto de que en vez de mover el dinero; comprarse casas de recreo y cositas bonitas del tipo un yate, un caballo o una mujer florero; prefiere atesorarlo en su casa, así, solo por el placer de tenerlo. ¿Tú crees que no iba a procurar que la obra le saliese lo más barata posible? Porque tener dinero y gastarlo, son dos conceptos incompatibles… ¿no? 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: