Deja un comentario

Cocina para perros de paja con huevos fritos

Huevos fritos

Receta para dos personas

 

Ingredientes: de 2 a 4 huevos medianos, aceite, sal y especias si se desean.

Preparación:

 Verter 4 cucharadas soperas de aceite en una sartén de teflón antiadherente y calentar. Aproximar la mano a la superficie oleosa para comprobar si ya está lista. el aceite debe estar casi hirviendo sin llegar a humear. Justo antes de que esto ocurra, romper un huevo contra el borde de la sartén. El golpe ha de ser seco, ni muy fuerte ni muy flojo, de manera que se puedan introducir los extremos de dos pulgares de tamaño medio (exentos los manojopollas) y que la yema siga intacta. Separar la cáscara en dos mitades dejando caer su contenido en la sartén caliente a una altura cercana a la superficie del aceite con cuidado de no salpicar. Si el aceite estaba lo suficientemente caliente, se verá cómo la clara del huevo se vuelve blanca en cuestión de segundos. En caso contrario, a no ser que se desee un lipoataque, deshacerse del contenido arrojándolo por el desagüe y empezar de nuevo (estírese, que un huevo hoy en día es barato gracias al metro cuadrado en el que ha vivido su madre, probablemente fallecida antes de que usted haya comprado el huevo). Observar cómo la yema va tomando color.

 Agregar una pizca de sal y si se desea, cualquier otra especia o especie.

 Para acelerar el proceso, generar olas de aceite hirviendo sobre el huevo sirviéndose de una espátula. Comprobar cómo este parece retorcerse de dolor. Si el dolor es agudo, empezará a gritar en forma de “puntilla”. Si se desea dicha “puntilla”, no retirar el huevo antes de tiempo y seguir proyectándole aceite encima. No despistarse porque en este momento crítico se puede chamuscar la comida y, por si no se sabe, existe una regla no escrita en la que si se es comensal además de cocinero o cocinera, el huevo quemado o el huevo con la yema rota se le asigna automáticamente a usted, por capullo/a, sí, doblemente capullo/a: encima de hacer la comida se come la peor parte.

 Extraer el huevo de la sartén con delicadeza, introduciendo la espátula por debajo, despegando poco a poco el huevo si necesario (en caso de haber contravenido a la primera línea de la receta sobre la calidad de la sartén) y depositarlo en un plato. Repetir este fácil proceso tantas veces como huevos se vayan a comer.

 Sugerencias:

 Acompañado de perejil (gracias Karlos), pan y/o patatas, es un excelente segundo plato. También puede optar por comerlo sobre superficies erógenas, sobre las que, con sensuales preliminares, incluso se podría freír sin necesidad de sartén ni aceite. Esta sería la mejor forma de tomar postre comiendo huevo frito, un dos en uno en toda regla.

Buen provecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: